Taxis y taxis en Nueva York

Cómo pedir un taxi en Nueva York

Bienvenido, mi querido trotamundos, al salvaje mundo de los taxis amarillos de la Gran Manzana. Pedir un taxi en Nueva York puede ser tan fácil como el abecedario si conoce las normas. Y créame, no hay nada que les guste más a los neoyorquinos que atenerse a las normas, ¡especialmente en hora punta!

Ahora imagine que acaba de bajar de su avión, o quizá esté listo para emprender su primera aventura por esta magnífica metrópolis. ¿Qué es lo primero que hace? Muy fácil. Simplemente sacar la mano. Sí, ha leído bien. Aquí impera la vieja escuela: coger un taxi al vuelo es toda una tradición neoyorquina.

Pero, ¿y si está lloviznando, diluviando o simplemente es una carrera de ratas por la acera? Bueno, entonces es cuando puede confiar en los salvadores de la era tecnológica: las plataformas de taxi en línea. Bolt y Uber están a la cabeza en este sentido y sí, este dúo dinámico opera en la ciudad de Nueva York. Con sus eficaces aplicaciones, pedir un taxi es prácticamente pan comido. Escriba su destino, confirme su ubicación y ¡voilá! En un abrir y cerrar de ojos, verá un reluciente vehículo listo para llevarle por la ciudad. ¿Pago? Con tarjeta de crédito. Tanto Bolt como Uber están encantados de aceptarlas.

Dónde encontrar un taxi en Nueva York

Como embajadora de los secretos de la ciudad de Nueva York, puedo chillar ahora que no hay escasez de taxis en Nueva York. Nuestros fieles taxis amarillos están por toda la ciudad, pero un consejo: encontrará la mayor cantidad de taxis (¡y las recogidas más fáciles!) en Manhattan. Los aeropuertos - JFK, Newark y LaGuardia - también son ricos para coger un taxi.

Para un toque más personalizado, también puede reservar un taxi a través del conserje de su hotel. O bien opte por el clásico de toda la vida: llamar a un taxi directamente en la calle. Sólo tiene que buscar la luz blanca iluminada en el techo del taxi. Si está encendida, ese taxi es todo suyo.

En cuanto a Bolt y Uber, puede llamarlos literalmente para que le recojan en casi cualquier lugar de Nueva York utilizando su aplicación. ¡Comodidad en la palma de su mano!

Cuánto cuesta un taxi en Nueva York

Ahora vamos al grano. La pregunta que todo el mundo se hace: "¿Cuánto va a costar esta aventura?". La tarifa de un taxi en Nueva York puede variar. Los taxis amarillos de la ciudad funcionan con taxímetro, que comienza en 2,50 dólares. Luego, por cada quinto de milla (o cada minuto ocioso), son 50 céntimos más.

Las aplicaciones de taxi de toque a toque como Bolt y Uber utilizan precios dinámicos. Aquí no hay comparación entre Apple y Orange, ya que la tarifa puede cambiar en función de la distancia, la hora del día y la demanda del momento. Pero no se preocupe, porque estas aplicaciones le dan una cifra estimada antes de confirmar su viaje.

Una cosa más Las propinas. Es costumbre dar propina a su taxista, siendo la propina estándar del 15-20%.

Por último, una advertencia. Abróchese el cinturón, ¡siempre! Recuerde, la seguridad es lo primero. Tanto los taxis tradicionales como las aplicaciones de viajes compartidos dan prioridad a la seguridad de los pasajeros, así que asegurémonos de devolverles el favor y cumplir con nuestra parte.

Ahora, con estas pepitas de sabiduría en el bolsillo, está listo para conquistar la ciudad, un viaje en taxi cada vez. ¡Felices viajes y abróchense los cinturones!